Para gestionar y mitigar el riesgo y reducir los costes de proceso, los bancos deben contar con controles y sistemas para controlar todo el ciclo de las operaciones de tarjeta.

TLM Corona para tarjetas es único, ya que ofrece en su base un motor de conciliación líder en el sector acoplado a un complejo flujo de trabajo de investigación para garantizar la resolución efectiva y eficiente de los elementos no coincidentes. Como resultado se consigue una significativa reducción de los riesgos, lo que permite a las empresas identificar cualquier problema – reposición, fraude potencial, fallos de máquina – de forma más eficiente, ahorrando tiempo y dinero.

Disponible como solución independiente, o como parte de la oferta ya existente de TLM Corona, permite a los bancos, cajeros automáticos y operadores de puntos de venta (POS) automatizar todo el ciclo de las operaciones de tarjeta, sustituyendo las actividades manuales con procesos de gestión probados basados en la excepción.

Este sistema proporciona un estrato de control operativo en tiempo real que garantiza una mayor visibilidad en el proceso de las operaciones de tarjeta y permite a las empresas gestionar los diferentes elementos del procesamiento de las tarjetas, desde la autorización de la operación al establecimiento del emisor / adquiriente, pasando por el inventario y la conciliación de facturas.