TLM SmartRecs amplía considerablemente el número de usuarios que pueden configurar las reconciliaciones. Esto permite a las entidades financieras reducir el tiempo necesario para la admisión, logrando así una mejora de la eficiencia operativa y una mayor reducción de los costes. 

Se pueden crear con rapidez nuevas reconciliaciones y, lo que es más importante, la solución permite reutilizar plenamente todos los componentes de configuración existentes. Cuando un formato de archivo se ha usado con anterioridad, se puede reutilizar su asignación; del mismo modo, las reglas de correlación que se han usado previamente también se pueden volver a utilizar. Las organizaciones pueden reducir aún más los tiempos de admisión ya que no están obligadas a crear desde cero cada configuración. 

El módulo es ideal también para organizaciones que gestionan transacciones reguladas, pues permite establecer procesos de reconciliación normalizados y reproducibles. TLM SmartRecs genera automáticamente datos de reconciliación completos y exactos para cada transacción, lo que permite la creación de una pista de auditoría. De este modo, las organizaciones pueden demostrar a las autoridades reguladoras que cuentan con procesos de reconciliación robustos y auditables, así como con una configuración de la reconciliación totalmente documentada.